Archivo del sitio

Clemente Cebrián (El Ganso): ‘Proponemos ropa elegante y original a precio asequible’

Clemente Cebrián (foto publicada en granadaempresas.es)

Clemente Cebrián (foto publicada en granadaempresas.es)

El Ganso está a punto de celebrar su décimo aniversario. Su sello ya es un referente de la moda española, gracias a unos diseños que combinan como pocos la elegancia al vestir con la originalidad. Uno de sus fundadores, Clemente Cebrián, concede una entrevista al blog de Monaco Hombre y Veinte:

Pregunta: El Ganso surgió de la inspiración londinense, de ‘observar un tipo de ropa que no se hacía en España’. ¿Cómo fueron los inicios de la marca hasta que consiguió hacerse un hueco en el difícil mercado de la moda?

Clemente Cebrián: Los inicios fueron enriquecedores a la vez que difíciles. Nos acercábamos a un sector que desconocíamos y que era nuevo para nosotros. Tuvimos que aprender las reglas del mundo de la moda, los tiempos que corren en el mismo… la necesidad de ir siempre con una o dos temporadas de antelación, por ejemplo. Sin embargo, en esta primera etapa de aprendizaje gozamos de la suerte de tener a un equipo de trabajadores fieles e ilusionados en desarrollar el proyecto.

Pregunta: Se cumple el décimo aniversario de la firma y disponen de colecciones para hombre, mujer y niño, presumen de tiendas propias, están avanzando en el desarrollo del éxito de su internacionalización… ¿cuál es el próximo reto de El Ganso?

C. Cebrián: Aunque estemos a punto de cumplir diez años, tenemos muchas cosas todavía por desarrollar. El desafío más grande para El Ganso es sin duda seguir creciendo sin perder nuestra identidad. Resulta fundamental “hacer marca”, es decir, construir algo que todavía es muy joven sin olvidar a nadie. Eso sí, tenemos una suerte enorme: muchos piden que El Ganso llegue a su ciudad y no podemos ignorarlos.

Nuestro desafío es seguir creciendo sin perder la identidad”

Pregunta: En Veinte ( nos preguntan mucho por su su colección de mujer. ¿Para cuándo en las tiendas multimarca?

C. Cebrián: Hemos dado una vuelta a nuestra colección de mujer esta temporada y de momento nos va muy bien. Esperamos poder tener alguna presencia a lo largo del 2015

Pregunta: Quizá uno de los factores de su éxito sea el cultivo de lo que llamáis ‘El espíritu Ganso’, algo que os hace diferentes y únicos en el sector. ¿Cómo definiría esta filosofía?

C. Cebrián: El espíritu de El Ganso es difícilmente definible, siempre elegante, como dice la biografía de nuestra cuenta Twitter (@elgansospain). Nuestra voluntad es poder proponer una ropa elegante y original a un precio relativamente asequible. La búsqueda de los mejores tejidos posibles sin tener que pedir al cliente un esfuerzo económico importante.

Pregunta: Las redes sociales han cambiado los hábitos de las personas y sus comportamientos. Ideas, pensamientos y tendencias fluyen ahora por la red y hemos comprobado cómo El Ganso se muestra muy activo en este ámbito. ¿Cómo valoran la importancia de este fenómeno y qué repercusión real tiene en la creación y diseño de las nuevas colecciones?

C. Cebrián: Para nosotros, movernos por las redes sociales y hablar ahí tiene una enorme ventaja y es que podemos conversar con nuestros clientes. Eso nos permite no sólo enviar el mensaje que queremos, sino saber qué opinan de nuestros productos, de nuestra identidad y poder intercambiar con ellos sobre cualquier aspecto de la marca. En cuanto a diseño, evidentemente nuestro equipo de diseño y producción se mueve entre otras cosas por las redes para ver las tendencias, entre otros métodos.

Las redes sociales nos permiten conversar con el cliente y observar las nuevas tendencias”

Pregunta: España vive una de sus crisis más duras y el mundo de la moda no escapa de sus dificultades derivadas. En una entrevista afirmó que ‘España necesita de personas que confíen en una idea y crean en las propias personas’. ¿Quizá sea ésta la mejor receta para emprender y poner las bases de la recuperación?

C. Cebrián: Estamos ahora en un momento duro, pero creo que poco a poco volvemos a tiempos más felices. En este aspecto, hay que recuperar la ilusión porque hay mucho que hacer o rehacer después de haber sufrido la caída. En este aspecto, tenemos que creernos que podemos conseguirlo.

Anuncios

El rey del frío… y de Barbour

Imagen

Mirada de seductor, gesto rebelde, carácter indomable… así era Steve McQueen. El apodado como ‘Rey del frío’ e icono de Barbour lo fue de Hollywood en los 70. “Cualquier papel que hubiera en aquellos tiempos y necesitara una figura capaz de combinar carisma y elegancia se lo llevaba él o Paul Newman. No hubo ningún actor con su poder: todos querían trabajar con él”, cuenta Tony Nourmand, editor de Unseed McQueen, un libro de fotografías inéditas del malogrado actor estadounidense.

Steve McQueen no permitía dobles en las acciones peligrosas de las películas que rodó. Su espíritu rudo y valiente le vino de cuna. Nunca conoció a su padre, que lo abandonó antes de que naciera, y su juventud se la pasó a vueltas de un reformatorio. Tras alistarse en los Marines y acumular algo de dinero, decidió enrolarse en el mundo del cine. Participó en éxitos reconocidos como La gran evasión (1963), Los siete magníficos (1970), Papillon (1973) o El coloso en llamas (1974).

Su dedicación cinematográfica no le alejó de dos pasiones que marcaron su vida: la velocidad y las artes marciales. Amaba los coches, las motocicletas y no dudaba en conducir él mismo en las escenas de persecuciones… hasta el punto de pensar seriamente dedicarse profesionalmente al mundo del pilotaje. En la lucha oriental tuvo como maestro y amigo personal al mismísimo Bruce Lee, que le enseñó todos los secretos de esta práctica milenaria.

El 7 de noviembre de 1980 un cáncer de pulmón se llevaba a un mito de la época, un hombre que representó como nadie la combinación entre la clase y el talento. Así, cuando luzcas una prenda Barbour Steve McQueen estarás proyectando el aire rebelde de un triunfador que presumía de la adrenalina como estilo de vida. Larga vida al rey…