Archivo del sitio

Conversando con… José María Pasquín (Hackett)

JMPasquínbuena

Es muy común que las firmas de moda conozcan de primera mano sus puntos de venta más representativos. Esta vez le ha tocado al Country manager de Hackett, José María Pasquín, hacer parada en Melilla. Hace siete años que es el máximo representante de la marca en España, Portugal y América del sur. Pasquín nos ofrece una valoración de Monaco Hombre y Veinte, así como su cualificada visión de la situación del mundo de la moda.

Pregunta: Recientemente ha visitado las tiendas de Monaco Hombre, donde Hackett tiene un protagonismo muy relevante, y Veinte. ¿Qué sensaciones le transmitieron? ¿Cuál es su valoración de las mismas y su adecuación a un entorno como Melilla?

JM Pasquín: Mi valoración ha sido muy positiva. El producto estaba muy bien presentado y los escaparates muy trabajados con coordinaciones de producto adecuadas. El personal de venta amable, servicial y conocedor del producto que vende. Saben cómo asesorarte en lo que pueden ser tus necesidades como cliente.

P. Jeremy Hackett asegura que la filosofía que le inspiró a crear la firma era la de ‘diseñar ropa que durase muchos años’. En tiempos de crisis como el actual, ¿cree que esta visión cobra todavía más valor? ¿Cuál es la estrategia que ha seguido Hackett para resistir los problemas y mantenerse en la cúspide?

JMP. Nuestra filosofía es vestir al gentleman en cualquier situación y para cualquier actividad de la cabeza a los pies. Las prendas de Hackett cubren toda necesidad cotidiana, tanto para la vida casual como la más formal. Además, tenemos una gran colección de accesorios y siempre mantenemos el más puro estilo británico adaptándolo a la moda del momento. Utilizamos materia prima de primera calidad y fabricamos una gran mayoría de nuestras prendas en Europa, lo que hace que muchas de ellas se conviertan en fondos de armario para nuestros clientes y les duren muchos años.

Hackettblog

P. Hemos visto cómo su colaboración con Aston Martin está siendo todo un éxito que cada vez adquiere más personalidad propia dentro de la marca. ¿Piensan lanzarse a nuevas colaboraciones?

JMP. Nuestras esponsorizaciones nos han dado pie a desarrollar temas en las colecciones y nos inspiramos en ellas. Siempre estamos innovando y buscando nuevas opciones que nos ayuden a evolucionar y refrescar la colección sin perder nuestro life style.

P. Hackett ha sido tradicionalmente una marca de hombre… ¿se atreverán algún día a dar el paso y sorprender con una colección para mujer?

JMP. Tenemos todavía un camino muy largo que recorrer para situarnos en todo el mundo como lo que somos actualmente. Hace sólo siete años que el grupo Pepe Jeans compró la marca y estamos creciendo muy rápido. Hasta que no dominemos lo que hacemos y no lo consolidemos no queremos empezar con mujer. Y, cuando lo hagamos, tendremos que crear una estructura suficiente para poder hacerlo bien.

P. Por último, ¿qué opinión tiene sobre el futuro de la moda y el auge de los outlets?

JMP. La moda es evolución e innovación y siempre va cambiando. Queremos mejorar, innovar y nuestras colecciones intentan renovarse y aportar nuevas ilusiones a nuestros clientes. Siempre existirá y creo que es algo positivo. Los outlets son una necesidad para las salidas de stocks y una oportunidad para poder acceder a marcas y prendas que nos aportan una calidad superior a unos precios mucho más asequibles.

Anuncios

‘Mr Classic’ Jeremy Hackett

Jeremy-Hackett

De mal estudiante a erigir una de las firmas inglesas de mayor influencia y prestigio en el mundo de la moda. Así se puede resumir la trayectoria vital de Jeremy Hackett, un tipo peculiar y fiel reflejo de aquello que los clásicos todavía consideran como un gentleman.

Jeremy Hackett (1954) lo tuvo claro desde muy pronto. Abandonó la escuela con 17 años y comenzó a trabajar en una tienda de moda en su Clifton natal. Dos años más tarde daba el salto a Londres para formar parte de la mítica sastrería Savile Row. Pero nunca en la sala de máquinas, componiendo los tejidos, sino como la persona que, con su gusto y visión de la moda, aconsejaba a los clientes y les hacía llevarse lo mejor según su estilo y pretensiones. Un día, tal y como confiesa el propio Hackett, le llegó la inspiración paseando por las calles del barrio de Portobello. Allí fijó su atención “en un traje magnífico de segunda mano por sólo cinco libras; y en jerséis, chaquetas y zapatos retro por precios muy similares”. Entonces pensó: ¿por qué no montar una empresa que haga este tipo de ropa? Y así nació Hackett, una firma que cumple con los valores de diseño y calidad y aspira a crear “prendas que perduren muchos años”.

La marca creció rápidamente en el mundo occidental. A sus clásicos trajes de tweed, tejido emblemático de Hackett, utilizado no sólo en trajes y chaquetas sport, sino  también en gorras, diversos complementos, incluso tapicerías, se ha sumado una oferta de artículos muy variados. Al tiempo, Jeremy se convirtió por méritos propios en una voz autorizada en el mundo de la moda y las tendencias. En 2007 publicó ‘Mr Classic’, un auténtico libro de estilo para el hombre que recibió la ovación mayoritaria de críticos y blogueros.

Brandy y Charlie. Son los nombres que pueden leerse en sus gemelos. No son sus hijos, sino dos Sussex Spaniels que alegran la vida a este soltero que nunca ha perdido el estilo. Ni su amor por atender al cliente de primera mano. De hecho, no es raro que el ‘jefe’ aparezca por sorpresa en las tiendas de la firma, especialmente por la calle Sloane Street de Londres. Y es que la moda se percibe, se huele y se visualiza en la calle y no en un despacho