Archivo del sitio

Calvin Klein. ‘Sencillo, inteligente y elegante’

images

En 2003 Calvin Klein tomó la decisión más importante de la firma desde su creación. Dio un paso atrás y cesó en sus funciones como diseñador para pasar a ser consultor. Su lugar lo ocupó un italiano amante de Nueva York y su lifestyle, Italo Zuchelli. Una década después, la marca sigue en la cúspide, por lo que se puede decir que Klein acertó de pleno. Hoy repasamos la historia de Calvin Klein y el perfil de su actual responsable creativo.

Todo comenzó en 1968, fruto de un préstamo personal y una coincidencia que, a la postre, resultaría decisiva para Calvin Klein. Ese año se fundó la marca gracias a 10.000 dólares que un amigo de la infancia del creador pudo proporcionarle. Con el dinero adquirió un modesto salón en un edifico de Nueva York. Avatares de la vida, el vicepresidente de los grandes almacenes Bonwit Teller se equivocó de piso y apareció en el de Klein. Le gustó lo que vio e invitó a éste a que llevara sus prendas al presidente de la empresa. La apuesta había resultado ganadora. Ese primer año de existencia las ventas dejaron ganancias por un millón de dólares.

En 1969 Calvin Klein comenzó a marcar tendencia en los Estados Unidos, lo que le llevó a ser portada de la revista Vogue. A través de sus diseños para jeans, sudaderas y camisetas, Calvin Klein contribuyó a la redefinición del concepto sportwear que hoy seduce a cualquier armario.

En los 80, las ventas minoristas registraron unos beneficios de más de 600 millones para la marca, su ropa se vendía en 12.000 tiendas estadounidenses y estaba disponible en otros seis países más. Los 90 fueron los años de boom de los underwear, con campañas agresivas y llamativas de la mano de celebrities como Mark Wahlberg o Kate Moss.

En la última década, la firma ha enfocado sus creaciones al look minimal perfecto para el hombre urbano a través de una filosofía de inspiración en la arquitectura neoyorkina. Una de las mejores y más reconocidas aportaciones de Italo Zuchelli como cerebro creativo ha sido la apuesta por las nuevas formas, los colores más vivos y los tejidos innovadores. Siempre, claro está, respetando la esencia y el ADN de una marca tan reconocida y reconocible como Calvin Klein.

Para Zuchelli el mayor desafío al que se enfrenta es ‘la búsqueda del estilo Calvin Klein temporada tras temporada’. El italiano lo tiene claro a la hora de definir al hombre Calvin Klein: ‘sencillo, inteligente y elegante’.