Archivo del Autor: monacomelillaenred

Imprescindible Jeremy Hackett

La prestigiosa revista de moda y estilo de vida Esquire de este mes recoge una entrevista con uno de las voces más autorizadas del mundillo: Jeremy Hackett, fundador y propietario de la marca inglesa. Por si no la has podido leer, te destacamos 5 frases imprescindibles que nos deja este gurú de la moda:

  • Como marca de estilo que es Hackett, deseamos ofrecer una opción de ropa que refleje la esencia británica pensando en todas las ocasiones para las que viste un hombre

  • Hay una calidad tácita en todo lo que se hace en el Reino Unido y se basa en elaborar productos que tienen un valor duradero. Me gusta decir que la ropa británica se usa, no se desgasta.

  • Las cinco prendas que ha de tener un hombre sí o sí son: un traje azul oscuro, una chaqueta de cena, una pajarita negra, un par de zapatos de cuero y un blazer azul oscuro.

  • Hay pocos accesorios que un hombre puede llevar sin verse exagerado: un buen reloj, un pañuelo de bolsillo de seda, unos gemelos simples y una pluma decente.

  • El azul siempre funciona. Sirve para ir donde sea. Puede ser elegante y casual, puede ser algodón o franela, puede llevarse con jeans o con shorts.

‘Simplemente G-Star’

G-Star

Se puede decir que Veinte no podía estar sin G-Star ni G-Star podía mantenerse al margen de Veinte ni una temporada más. Era cuestión de tiempo y oportunidad el encuentro. La firma, creada en tierras holandesas, se caracteriza por su tratamiento del denim, la innovación siempre en base al cuidado máximo de la calidad y por ofrecer un diseño rebosante de personalidad y carácter. ¿Tienes o no tienes unos G-Star?

G-Star nació en 1989 con el ambicioso objetivo de revolucionar la industria de la ropa casual, impregnándola de un toque sofisticado y urbano. Por su versatilidad, diseño y cuidado de la figura femenina y masculina, G-Star se ha convertido por méritos propios en una de las marcas denim más reconocidas del mercado mundial, hecho al que también han contribuido  modelos como Liv Tyler (hija del líder de Aerosmith, Steven Tyler), que fue icono G-Star.

La filosofía de la firma con sede en Holanda se basa en el lema ‘simplemente producto’, una clara declaración de intenciones: apuestan por sus innovaciones, la confección artesanal y los diseños únicos. G-Star también resalta por su conciencia medioambiental, una actitud fundamental en los tiempos que corren, y colaboran activamente reduciendo el consumo de algodón convencional y apostando por el ecológico.

En definitiva, llega a Veinte una marca que seguro no te dejará indiferente. Belleza, imagen y tacto muy distinto a lo que conoces. No podrás resistirte…

Los tres nudos de corbata básicos

Traje escogido, probado y listo para lucir. Camisa seleccionada y planchada. Es el momento de la corbata, imprescindible para un look impecable, algo más allá de la guinda del pastel. Existen al menos seis tipos de nudo de corbata. Aquí tienes los tres fundamentales, explicados paso a paso:

Nudo simple: Es el gran clásico. El más utilizado debido a su sencillez y versatilidad, ya que combina con la mayor parte de camisas y corbatas. Su aspecto final asimétrico le confiere un toque desenfadado a nuestro look.

Nudo simple

 

Nudo doble: Es muy parecido al simple, con la variante del segundo enrolle. Por sus características, combina con casi todas las corbatas, menos con las más gruesas. Es perfecto para hombres de estatura media-baja.

DOBLE SIMPLE ok ok

Nudo windsor: Es perfecto para las ocasiones especiales. Proviene del Duque de Windsor, personaje histórico que lo popularizó. Perfectamente simétrico, es más voluminoso que los dos anteriores, por lo que preferentemente ha de realizarse con cuellos amplios.

Windsor ok

 

 

10 consejos para vestir en una boda

Ceremonia25marzo

Con el buen tiempo llegan los momentos de desconexión, el relax, la playa… pero también esas citas ineludibles que exigen lo mejor de cada uno: las bodas y otras ceremonias. Si este año no te has librado ¡tranquilo! porque aquí te proponemos los 10 mejores consejos de estilo para que no tengas que preocuparte por nada:

 1. Elige siempre prendas cómodas y frescas. No olvides que vas a pasar varias horas con ellas. La seda puede ser un tejido idóneo en estos casos.

2. Nunca olvides que la vestimenta, ya sea unas bermudas o, en estos casos, un traje, es el reflejo de nuestra personalidad y estado de ánimo. Nunca elijas una prenda que no te convenza del todo. Viste con autonomía y sólo aquello que creas que es lo más adecuado para ti. Esto te ayudará a estar cómodo en todo momento.

3. Utiliza prendas de tu talla. Ni más ni menos. No te dejes guiar por la extravagancia. Evita los tonos chillones o inadecuados. Recuerda que si eres el invitado no debes ser la ‘estrella’.

4. Si la boda es de día se recomienda escoger colores claros, como el gris o el azul. Si es de tarde noche, apueste por la elegancia que le puede aportar el negro, azul marino o gris marengo.

5. La corbata será clave. Debes combinarla, sobre todo, con la camisa, escogiendo aquella que confiera un look equilibrado y armónico.

6. Truco: una camisa blanca es el comodín perfecto para casi cualquier tipo de corbata.

7. La regla de los botones: si la americana lleva tres nunca de abrocha el inferior; si es de dos sólo se abrocha el superior; y si es de uno nunca se desabotonará la chaqueta.

8. Pajarita siempre y cuando sea de la misma tonalidad que el traje y no destaque demasiado.

9. El largo del pantalón ha de llegar a la mitad trasera de tus zapatos

10. El calzado. Es muy recomendable que combinen con el cinturón. El color negro puede hacerlo con casi todo.

Burberry, unos cuadros de lujo

La quintaesencia del lujo británico, Burberry, acaba de hacer pública sus intenciones para la primavera/verano 2015. Al menos en su colección Prorsum. Abrigada y norteña como nos acostumbra, la firma no renuncia en su propuesta al color, los estampados y la luminosidad.

Burberry, la inconfundible marca de los cuadros escoceses y las prendas de abrigo, nació del sueño de un joven de 21 años llamado Thomas, que en 1856 abrió su primera tienda en Basingtoke, un pueblo a 77 km de Londres. Las prendas beben de la cultura y estética británica más profunda, no en vano la inspiración que bautizó a Burberry son los granjeros y su necesidad de vestir ropa resistente y eficaz contra el frío.

El éxito no tardó en llegar. En 1890 Burberry abrió su primer local en Londres y en 1910 haría lo propio en París. Aquellos comienzos de siglo situaron a la firma en un icono para los deportistas y practicantes de los deportes de invierno.

La historia de Burberry no está exenta de anécdotas, hitos y hechos memorables. Tres ejemplos. Uno: El primer aviador en recorrer el trayecto Manchester-Londres en menos de 24 horas, Claude Grahame-White, lo hizo vistiendo una gabardina Burberry. Dos: Burberry tampoco faltó a la I Gran Guerra. La Oficina de Guerra Británica le solicitó el diseño de un abrigo que sustituyera a los pesados uniformes de la época. Y tres: ¿recuerdan al inmortal Humphrey Bogart en Casablanca? Pues el trench que vestía, cómo no, llevaba el sello de la casa británica.

Burberry_London1

En 2001, y tras convertirse en una firma universal y de lujo en los años precedentes, Burberry dio su último giro de tuercas. El hasta entonces diseñador jefe de Gucci, Christopher Bailey, asumió la dirección creativa de Burberry con un solo objetivo: darle un salto de modernidad, introducirla al futuro respetando su ADN imborrable. Así, el desarrollo digital ha sido espectacular. En 2009 se lanzó ‘Art of the Trench, una web social donde los seguidores de la marca interactuaban mandando sus propias fotografías. La fanpage de Facebook fue la primera de una marca en lograr los 3 millones de seguidores y EN 2010 se convirtió en la primera firma en retransmitir un desfile de moda vía streaming y en abierto.

Burberry tampoco ha renunciado las celebrities. Kate Moss, Emma Watson (Harry Potter) o, más recientemente, Romeo Beckham han lucido las inconfundibles prendas de los cuadros británicos en alguna de sus campañas.

Proteger, explorar e inspirar. Estos son los tres valores de los que presume Burberry en su página. “No veo a consumidores, sino gente que interactúa con nosotros”. Bailey lo ha comprendido muy rápido.

 

Para saber más:

https://www.burberry.com

Remo Ruffini: el alma de Moncler

Se acaba de cumplir una década desde que el empresario Remo Ruffini (Como, 1961) aterrizara en Monclery consiguiera revivir a una marca que ya agonizaba entre las pistas de esquí de Grenoble. Ruffini hizo algo ‘muy sencillo’: dar la vuelta al calcetín de Moncler. ¿Cómo lo hizo?

Fundada en 1952 por el alpinista René Ramillon, Moncler vivía en 2002 su peor época… hasta el punto que en el mundo de la moda esperaban ver pasar el cadáver más pronto que tarde, recubierto por el polvo de las pistas de esquí. Entonces apareció Remo Ruffini, un empresario de solvencia demostrada en EEUU y que inició su aventura europea fundando New England, una marca de camisería masculina.

Foto: bambooinnovator.com

Remo Ruffini. Foto: bambooinnovator.com

Ruffini se encontró con una firma que disponía de un gran producto fabricado en China y decidió cambiar el chip. Empezar de cero. A partir de entonces, las prendas de Moncler se elaborarían en Italia. Paso a paso, ingrediente a ingrediente. Si Moncler quería volver al sector lujo lo hizo derribando la puerta con la mejor tarjeta de visita.

La filosofía de Remo Ruffini para su marca ha sido muy clara desde el principio: “no formamos parte del fashion sistem, nuestro producto es absolutamente contemporáneo y no sigue modas”, ha declarado en alguna ocasión.

El pasado diciembre, subido al escenario del parqué milanés donde Moncler se acababa de estrenar, Remo Ruffini acertó a decir: “hemos besado el universo”. Y no era para menos, la marca se había revalorizado un 47%. Aquellos que advirtieron el riesgo de la decisión tomada por el presidente de la maca no pudieron más que alabar su valentía y visión comercial. Ruffini coronó una nueva etapa de éxito al frente de Moncler. Y lo que queda…

Enlaces de interés:

-Página oficial de Monclerhttp://eng.moncler.com/

-Entrevista a Remo Ruffini http://eng.moncler.com/news/cnn-interviews-remo-ruffini

Barbour: y la chaqueta se hizo mito


Pasó de hacer la vida más fácil a los pescadores de un pequeño pueblo del noreste de Inglaterra a convertirse en una marca que ha conseguido situar a una de sus prendas, la chaqueta encerada, como uno de los mitos de la historia de la moda. Barbour cumple 120 años. Repasamos su apasionante historia.

Barbour tiene su origen en el modesto enclave costero de South Shields. En 1894, su fundador, John Barbour, observó que los pescadores y trabajadores de la zona utilizaban ropa de abrigo muy rígida, incómoda y poco duradera. Con la introducción del hule, Barbour consiguió dotarles de una prenda mucho más flexible, longeva e impermeable al frío y la lluvia. Cuando en 1918 falleció el creador de la firma, su hijo Jack Barbour recogió el testigo de una empresa que ya presumía de ser popular y con unas vistas de crecimiento imparable.

1957 fue una fecha clave para Barbour. Ese año trasladó su sede a la Trading Estate of Simonside, un lugar mágico y muy próximo al mar, la montaña y Escocia. Barbour pasó de ser un comerciante minorista a fabricante y comercializador de sus prendas a gran escala.

Steve-McQueen-Riding-Motorcycle

Sólo faltaba el icono, la persona, el mito que mimetizara con la marca y luciera al mundo su espíritu y filosofía. Lo encontraron. En 1964, Steve McQueen comenzó a vestir las chaquetas Barbour, que se ajustaron perfectamente a ese carácter indómito, seductor y rebelde que el actor tenía.

El logo actual, en negro y amarillo, se introdujo por primera vez en 1980 a las chaquetas Barbour Internacional. La inspiración, como no podía ser de otra manera, vino de una asociación de motociclistas que presumían en 1957 de tener ‘los pilotos más rápidos sobre motos estándar’.

Para celebrar el 120º aniversario con todos sus fans, Barbour ha lanzado una web (www.thestory.barbour.com) donde los seguidores pueden compartir sus experiencias con las prendas de la firma. Desde aquella chaqueta que pasó de generación en generación hasta el perro ataviado con una chaquetita de Barbour…

LUR

Audrey Hepburn, la fragilidad de una estrella

Audrey Hepburn

Esta semana, una de las mujeres que marcaron el estilo de toda una generación hubiera cumplido 85 años. Audrey Hepburn, la fragilidad hecha estrella, permanece en el imaginario de cualquier amante del cine y la moda gracias a ese encanto por lo sencillo que la belga convirtió en arte.

Los primeros años de Audrey Hepburn vinieron marcados por dos hechos que limaron su carácter de por vida y quizás tuvieron un papel muy de peso en el hecho de que nunca consiguió alcanzar del todo la felicidad. El divorcio de sus padres (ella acabaría separándose en dos ocasiones) y el estallido de la Segunda Guerra Mundial.

Su carrera en el mundo de la imagen fija sus inicios en 1948, cuando se trasladó a Londres y realizó algunos trabajos como modelo para costearse sus estudios. Sólo cinco años después se hizo con el papel protagonista de Vacaciones en Roma, cinta que le valió para alzarse con el Óscar, el Globo de Oro y el premio Bafta. Audrey ya estaba en todas las portadas.

Audrey Hepburn pasea a su perro

Quizás uno de los hechos que la convirtieron en única es esa gestualidad y forma de comportarse que Audrey Hepburn tenía. Su delicadeza mantuvo la cercanía. Todas las mujeres quisieron ser Audrey y todos los hombres conquistar a esa chica de mirada inolvidable.

Tuvo dos matrimonios y un hijo con en cada uno de ellos. Sean Ferrer con su primer marido, Mel Ferrer, y Luca Andrea con el doctor italiano Andrea Dotti. En sus últimos años de vida (1988) se convirtió en embajadora de buena voluntad de UNICEF. Finalmente, el cáncer se llevó a esta mujer que un día conquistó Hollywood y nos hizo soñar con un desayuno con diamantes.

Escaparatismo: El arte de mostrar

Teatralidad, elegancia, arte, creación seductora. Todas son definiciones válidas para lo que se ha convertido en una categoría en sí misma dentro de la labor en una tienda de moda: la composición de los escaparates. De los zocos musulmanes, pasando por la Revolución Industrial a la búsqueda eterna de la belleza… esta es la historia y las claves del escaparatismo.

Los primeros vestigios de lo que podemos considerar como escaparates se sitúan en los zocos de las milenarias ciudades musulmanas, cuyos establecimientos o puestos colocaban sus mercancías para hacerlas más visibles a los clientes y conseguir así atraer su atención. En la Revolución Industrial se dio un pasito más, aunque no muy adelantado, y el hábito era simplemente sacar los productos de las estanterías sin ningún cuidado por lo estético.

El verdadero punto de inflexión en la historia del escaparatismo resultó ser la Exposición Internacional de las Artes Decorativas, celebrada en París en 1925. A partir de entonces, se fue puliendo el cuidado por lo estético hasta convertirse en lo que un escaparate es hoy en día: un espacio con la clara motivación de deslumbrar al urbanita y robarle la atención de sus sentidos en un mundo colapsado por las prisas a través de lo más primigenio: la belleza.

1619307_734782403228789_276381516_n

Jorge Gancedo, profesor del Centro Superior de Diseño de Madrid (IED), asegura que los escaparates ‘fomentan la imagen de marca, su objetivo es enganchar al viandante y, por eso, a veces nos permitimos que el producto quede en un segundo plano’.

Se estima que los escaparates son responsables directos de un 25% de las ventas de un establecimiento. La clave reside en que la imagen exterior e interior de la tienda formen un todo, respondan a un mismo, concepto, una filosofía transversal  reconocible, clara.

1002647_726018710771825_182654814_n

Si al principio fue necesidad, luego publicidad, marketing… para llegar a considerarse toda una ciencia que engloba el estudio de los hábitos y comportamientos humanos, el escaparatismo tiene sus pilares básicos, que son:

El mensaje. Hacer un escaparate es una forma más de comunicación. Ha de existir una idea clave a transmitir, un concepto que ha de expresarse de manera estética de la forma más nítida

-Conocer el potencial de los productos que se ofrecen y estudiar la forma de sacarle el máximo rendimiento.

Estricto cuidado de lo visual. La vista es el principal sentido a cautivar, por lo que sin la construcción de algo llamativo, original, diferente y bello el escaparatismo carece de sentido.

Renovación continua. No sólo es imprescindible conocer y trabajar las últimas tendencias, sino conseguir la forma más eficaz de comunicarlas a través del escaparate.

El color. Su utilización y combinación resultarán clave. El color es un reclamo en sí mismo, por lo que la elección y adecuación de sus tonalidades, tipos y presentación resultará capital.

-Y por último… ¿qué nos diferencia del resto de los animales? La imaginación. Utilízala. Sin ella estamos perdidos. Pues eso…

La historia del traje

Estamos en época de ceremonias. Primeros rayos de sol que calientan de verdad, bodas, comuniones, cenas… momento sin duda para revisar el traje que cuelga de nuestro armario o acudir en busca de uno nuevo.

Buena oportunidad también para repasar la evolución del traje a lo largo del último siglo, desde los icónicos años 20, pasando por la aparición de los primeros hipsters en los 40, hasta llegar a la moda de los ejecutivos impecables de los 90. Pasen y lean:

 

El Gran Gastby de los años 20

En esta década priman las superposiciones, los trajes compuestos por varias prendas, chalecos… En los pantalones se llevaban dos tendencias: talle corto para mostrar los calcetines o los acabados más anchos tipo Oxford Bags.

fredastaire1

La influencia del cine en los años 30

Actores como Fred Astaire configuraron una moda por la que se estrecharon los trajes mientras las mangas y los bajos pasan a tener una forma cónica.

EE.UU llega en los 40

América, con su casual wear y su star sistem, comienza a vestir al hombre en sus ratos de ocio. Inglaterra vio entonces cómo su hegemonía se resquebrajaba. La influencia del jazz y de los gansters del cine configuraron los diseños de un traje hecho para los primeros hipsters, eso sí, con aires de dandi.

Los 50: la frescura llega de Italia

Después de la II Guerra, el traje retoma el corte de hombros anchos y grandes solapas. Será la irrupción italiana, con sus trajes más ceñidos, la que rompa el mercado diferenciando por primera vez la moda por edades.

60’s-70’s: la era del rock

Trajes más ajustados, de tres botones y solapas estrechas. Los cánones vienen impregnados de la estética de grupos como los Beatles o los Rolling Stones. La cultura rock, transversal, también dejó su sello en la moda.

Rolling Stones concert dates

Llegan los aires de triunfador

Los últimos años de los 80 y, sobre todo, los 90, configuraron un traje como símbolo de éxito y distinción. Ejecutivos impecables, reflejo de la bonanza económica, aunque, eso sí, recuperando cierto glamor del Hollywood de los 40.